• PRIMER ENTREGA:

A pesar de la sequía que azota a Argentina en los últimos dos años, los fenómenos climáticos repentinos pueden provocar fuertes lluvias que sorprendan a los conductores en sus de viajes o en la circulación diaria.

Siempre vale recordar que el buen estado de conservación, desgaste e inflado de los neumáticos, y el normal funcionamiento de las suspensiones y sistema de frenos de un auto, son vitales para hacer un viaje seguro, pero es importante saber que todo eso se magnifica ante la presencia de lluvia en el camino. Por lo tanto, si el usuario no está seguro de tener el auto en condiciones y sabe que tendrá piso mojado en su viaje, es recomendable retrasar la salida o si ya está en camino, detenerse hasta que el fenómeno termine y el piso vuelva a ser seguro.

Pero si todo está bien y se toma la decisión de salir a la ruta, es importante revisar las escobillas de limpiaparabrisas y el depósito de agua del lavaparabrisas, porque ambos serán fundamentales para mantener la buena visibilidad. Cuando se viaja con lluvia, cada vez que se cruza un auto en sentido contrario, o al acercarse a uno más lento que va por delante, el cristal se llena de agua y evacuarla lo más rápido y eficientemente posible, y lavar el parabrisas si quedó sucio de barro, es fundamental.

Ahora sí, es momento de salir a la ruta, teniendo en cuenta algunos consejos para que el viaje sea mejor, pero sobretodo más seguro y relajado. A la lluvia hay que respetarla pero no temerle, y si sucede eso, el primer consejo que se puede dar es abandonar el camino en un lugar seguro como una estación de servicio.

1. USAR LAS LUCES MAS QUE NUNCA:

A pesar de ser una práctica que debe hacerse siempre, haya lluvia o no, viajar con las luces bajas encendidas significa aumentar considerablemente la capacidad de ser vistos por los demás. Cuando hay spray en el aire levantado por los neumáticos de todos los autos que van transitando el camino, la visión se reduce notablemente, y hay momentos en los que yendo detrás de otros vehículos de gran porte como camiones o buses de larga distancia, esto es peor aún, por lo tanto, hacerse ver por todos, los que van en el mismo sentido y los que vienen de frente, es muy importante para tener un viaje seguro.

Del mismo modo, usar la luz de giro para marcar que se inicia una maniobra de sobrepaso cobra más importancia cuando hay menor campo visual para quiénes vienen detrás. Se debe usar siempre, pero con lluvia es fundamental para alertar a los otros y evitar que tengan que hacer una maniobra repentina con baja adherencia.

2. EVITAR EL EMPAÑAMIENTO:

Una de las cosas que suele suceder en días de lluvia, es que todos los vidrios del auto se empañan repentinamente, generando un peligro muy alto porque además de reducir la claridad de la visión hacia adelante, también deja inutilizados los espejos retrovisores por empañamiento de los cristales laterales y trasero.

Todos los autos tienen su función de desempañador, pero no siempre esta alcanza para quitar el vapor depositado en los vidrios y es muy común que en la desesperación por mejorar la situación, se empiecen a hacer todo tipo de experimentos o a bajar los vidrios. Lo mejor que se puede hacer en estos casos es prender el aire acondicionado y subir la temperatura hasta el valor que los pasajeros toleren sin sentir frío. Por su modo de funcionar, el aire acondicionado quita la humedad de los ambientes, por lo tanto, el desempañamiento será rápido y total, aún con la temperatura puesta a temperaturas más altas de lo normal.

Te invitamos a cotizar tu vehículo, ingresa a www.webdelseguro.com.ar . También podes contactarnos por WhatsApp al 11-15-63618876, un asesor te responderá en el momento de 9 a 21hs de Lunes a Viernes, y Sábados de 10 a 15hs