Se fue el calor y el aire acondicionado ya no se enciende. Por el contrario, empiezan las bajas temperaturas y con la calefacción empiezan a empañarse todos los cristales.

PRIMERA ENTREGA:

Debe haber pocas sensaciones tan intranquilizadoras a bordo de un auto como la de conducir con todos los vidrios empañados. 

En esta época del añocuando el otoño ya está instalado, el sol sale después de las 7 de la mañana y las temperaturas empiezan a bajar especialmente durante las noches, el escenario de subir al auto, ponerlo en marcha y ver como todos los cristales empiezan a condensar la diferencia de temperatura exterior e interior y se terminan empañando, es una constante, así que hay que estar bien preparados.

Lo primero que hay que decir es que la peor solución es la de limpiar el parabrisas con la mano o un trapo como para poder ver hacia adelante y seguir camino con los vidrios laterales y el trasero empañados. Porque si no se cambia la condición del clima interior, los vidrios se volverán a empañar, y porque bajo esas condiciones, los espejos retrovisores no sirven, ya que no se puede ver lo que reflejan.

El consejo número uno es salir con más tiempo a la mañana, porque desempañar los vidrios llevará un poco de tiempo, más aún si hace frío y hay mucha humedad ambiente. Aunque no lo creamos, dependiendo de la temperatura interior que queramos tener y de las personas que suban al auto, desempañar llevará más tiempo que si sólo subirá el conductor y no pone la calefacción.

El empañamiento se produce por la diferencia de temperatura que tiene el cristal entre su cara exterior y su cara interior. La sola respiración de las personas genera este fenómeno, y nada mejor que los chicos respirando fuerte sobre un vidrio para hacer un dibujo con el dedo para comprobarlo.

Pero como el empañamiento suele darse a la mañana o por la noche, cuando el automóvil estuvo expuesto a bajas temperaturas y repentinamente recibe el aire caliente de su propio sistema de calefacción y de la respiración humana, es común que en esos horarios no haya mucho tiempo y el apuro pretenda soluciones mágicas.

Hay varias formas de desempañar efectivamente en pocos segundos. Una de ellas es colocar la calefacción en temperatura alta y seleccionar la máxima velocidad del forzador. Además hay que direccionar el aire hacia el parabrisas, pero una vez que empezó a ocurrir el efecto deseado, hay que habilitar la circulación hacia las ventanas laterales para que se desempañen también.

Aunque parezca un contrasentido porque el interior del auto se calentará y eso es lo que hemos explicado que genera el empañamiento, la realidad es que este aire del sistema de calefacción es seco y lo que hará es templar los cristalesde modo tal que adquirirán una temperatura que les permita desempañarse porque se rompe la capa fría exterior.

Te invitamos a cotizar tu vehículo, ingresa a www.webdelseguro.com.ar . También podes contactarnos por WhatsApp al 11-15-63618876, un asesor te responderá en el momento de 9 a 21hs de Lunes a Viernes, y Sábados de 10 a 15hs